Pulido

Pulido

Pulido o pulimentado (del latín politus y este de polire, pulir, suavizar, decorar, embellecer)1​ es la acción y el efecto de alisar, dar lustre y tersura a un objeto, hasta dotarle de una superficie satinada o brillante. Los procedimientos para conseguirlo son distintos procesos industriales, como la abrasión (manual o mecánica) y el endurecimiento por deformación (con la utilización de un bruñidor).

La contratación del pulido se suele realizar después de la colocación del material para eliminar las cejas o resaltes del material recién colocado o con el paso de los años para restaurar arañazos, coquera y fisuras. Devolviéndole el aspecto del primer día.

Desde 1974 Pulimentos Velasco se especializo en este oficio, en materiales pétreos y hormigones. Desarrollando y adatándose cada día a los nuevos materiales del mercado.

Consulta todos nuestros servicios

Amplia gama de servicios, garantía de calidad y cumplimiento de plazos