Preparación de Soportes

Dentro de las operaciones de alicatado y solado, recibe el nombre de soporte, aquél material o elemento constructivo que va a ser revestido con baldosas o cualquier otro material. En este ámbito destacan los revocos de mortero de cemento, guarnecidos y prefabricados de yeso, la fábrica de ladrillo y el hormigón como soportes más habituales. Soportes especiales serían los revestimientos cerámicos ya existentes, la madera, metálicos,…

En general, para realizar una correcta planificación de un trabajo de colocación del material que recubrirá el soporte, es preciso conocer la naturaleza, estado y comportamiento de los soportes existentes, por lo que es sumamente importante poner atención a determinadas características que mencionamos y describimos a continuación.

Características de los soportes

Son objeto de análisis las siguientes:

• Planimetría: la geometría superficial del soporte influye decisivamente en el método de colocación a emplear.

• Porosidad: cuando el soporte es poroso, una parte del agua de amasado del adhesivo cementoso penetra a través de la red capilar arrastrando partículas de cemento. El fraguado y endurecimiento posterior de estas partículas dentro de los capilares origina los puntos de anclaje del adhesivo en el soporte; es lo que se conoce con el nombre de adherencia mecánica.

• Dureza: El soporte debe poseer una resistencia mecánica suficiente que le permita soportar las tensiones o solicitaciones que se deriven de la colocación de cerámica en su superficie.

• Adherencia: cuando el soporte es un antiguo recubrimiento cerámico, las baldosas que lo constituyen deben estar bien adheridas. La comprobación se suele realizar evaluando si suena a hueco cuando se golpea ligeramente la superficie de las mismas con una maza de goma.

• Limpieza: pese a que a menudo es ignorado, precisamente este es uno de los factores clave para la realización de un buen encolado, puesto que en la mayoría de las colocaciones de cerámica la fijación se realiza por adherencia mecánica entre las superficies.

• Humedad: antes de efectuar la colocación del revestimiento cerámico se debe determinar el grado de humedad del soporte.

Consulta todos nuestros servicios

Amplia gama de servicios, garantía de calidad y cumplimiento de plazos